Tatuajes


Procedimiento y alternativas

En la Clínica Médica General, la última e innovadora tecnología permite la remoción de tatuajes con resultados más que exitosos. El riesgo de cicatrices y marcas posteriores a la intervención es mínimo e infrecuente.

Consiste en una técnica de remoción a través de ondas de luz que son absorbidas por la tinta de los tatuajes. Al ser tan rápidamente absorbidas, causan la destrucción de la tinta y su posterior filtración natural en el organismo. Es un procedimiento no quirúrgico que permite a cualquier persona quitar los tatuajes que ya no desea tener en el cuerpo. Puede que la técnica tome algunas sesiones dependiendo de los colores y el tamaño de las tintas a remover.
Lo positivo de éste laser es que no causa daños a los tejidos circundantes ni a la zona tratada. La energía que emite el laser remueve la tinta de manera rápida e indolora. La recuperación toma algunos días hasta que el área donde se aplicó el laser vuelve a la normalidad sin quedar reseca ni dañada. Es importante el uso de cremas luego de la intervención para lograr resultados más que satisfactorios.