Senos


Procedimiento y alternativas

Estamos frente a un procedimiento quirúrgico para insertar implantes en los seno y así lograr un aumento en el tamaño, mejora en cuanto a su forma o al contornodel cuerpo. El implante de senos supone una serie de riesgos que a su vez se encuentran perfectamente controlados.

Se necesita de una adecuada elección de la clínica en donde se realizará y del cirujano que llevará a cabo la intervención. Es un proceso simple pero que involucra una decisión personal con objetivos claros y en donde se deben aceptar las potenciales complicaciones. Los implantes no dañan la salud de los senos ni de la persona en sí. El procedimiento involucra el pre-operatorio donde se evalúa el estado general de la paciente y se toman fotografías que servirán durante todo el proceso.  La intervención se realiza bajo anestesia total, generalmente, y dura alrededor de dos horas. Al finalizarla, se realiza un vendaje que se debe mantener veinticuatro horas.  Se recomienda reposo relativo para el post-operatorio. En el proceso, se presentan diferentes alternativas para lograr el resultado buscado con total perfección. Se puede decidir la zona de la incisión: ya sea en el pezón (periareolar) para que sea difícil de detectar, en la parte inferior de la mama (inframammary)  para evitar la sensibilidad del pezón, o en la axila (transaxillary) para evitar una incisión en el seno. También, existe una incisión que se realiza desde el pezón y desciende por el centro de la mama para un excelente levantamiento del seno. A su vez, se puede optar entre implantes rellenos con agua salada (no afecta al cuerpo si el implante gotea ya que el organismo asimila el agua salada sin inconvenientes) o implantes de silicona (gel). Ambos implantes son completamente seguros y cada uno ofrece diferentes ventajas. Cada caso supone diferentes metas estéticas por lo que es importante consultar con el cirujano a cerca de cada opción.

Existen diferentes opciones más en una intervención de implantes mamarios. Se habla de diferentes perfiles de los implantes; es decir que se puede elegir entre una gama de perfiles o alturas donde se colocarán los implantes. Es de suma importancia decidir la forma de los implantes a colocar. Existen de forma redonda para aumentar el tamaño en la parte superior de la mama y los de forma anatómica (gota o pera) que otorgan más amplitud en la base. Estas decisiones se toman en la consulta previa. De esta manera, no sólo deberás imaginarlo sino que también podrás ver las opciones y elegir la más adecuada para ti. Además, pueden ser texturados o lisos.   No olvides que es muy importante decidir de ante mano como seguirá la recuperación luego de la intervención quirúrgica ya que es sin duda una parte muy crucial del proceso. Puedes quedarte en casa al cuidado de otro mayor, quedarte en una instalación de cuidados post-cirugía, en un hotel o spa o tan sólo pasar la noche en el mismo hospital.