Rejuvenecimiento


Procedimiento y alternativas

Existe una serie de tratamientos e intervenciones que no requieren de cirugías. Se trata de procedimientos que se realizan con tecnologías de última generación que cuidan la salud y trabajan por la belleza. Son rápidos y efectivos, sus resultados pueden verse en corto plazo y lo más importante es que son indoloros y ambulatorios. Se evita así, el estrés que provoca en muchas personas el hecho de ingresar a un quirófano. Luego de un tratamiento no invasivo, puedes reinsertarte en tus actividades normales con rapidez y sin problemas.

A continuación, te presentamos algunos de las técnicas de la Clínica Médica Belleza.

Lifting: Radiofrecuencia para mejorar la figura

El Lifting por radiofrecuencia se puede utilizar para afirmar la piel, reducir bolsas y marcas de la piel, eliminar ojeras, levantar, definir el contorno, eliminar arrugas y líneas de expresión o reducir zonas como la papada. Consiste en impulsos calientes que pseudo-atacan el cuerpo logrando que se envíen todos los agentes regeneradores a la zona. Así, se logra un aumento en la producción de colágeno y se renuevan los tejidos. Los resultados son inmediatos y se logra una piel más firme y tersa. Luego de este tipo de Lifting, tu piel se verá más fresca y renovada. Algunos de los beneficios secundarios son la oxigenación, nutrición de los tejidos y la desintoxicación.

Luz Pulsada: Rejuvenecimiento eficaz

Se trata de una técnica de foto-rejuvenecimiento que se realiza a través de un aparato de luz pulsada intensa. Se realiza en áreas como la cara, el cuello y las manos. Es un procedimiento no invasivo e indoloro que elimina pequeñas arrugas, manchas provocadas por el sol, lesiones, arañas vasculares y líneas de expresión. La luz pulsada trabaja sobre los tejidos epidérmicos mejorando el aspecto de la piel.

Botox: Frenar el paso del tiempo sin cirugías

Se llama así a la Toxina Botulínica de tipo A. El Botox se utiliza para hacer desaparecer las arrugas y líneas de expresión aportando un aspecto más juvenil a la piel. Lo que hace esta toxina es frenar o reducir la acción de los músculos que trabajan para acentuar características del paso del tiempo o del estrés. Son inyecciones que se aplican sobre el músculo responsable de las arrugas. Brinda un rostro descansado y joven en un proceso rápido e indoloro. El efecto comienza a verse luego de 48 horas de la aplicación. Es importante que respetes las indicaciones del cirujano luego de la intervención y no se masajee la zona tratada, no se aplique frío ni calor, etcétera.

Inyección de grasas

La inyección de grasa consiste en el relleno de una zona problemática con grasas del cuerpo retiradas de otra zona donde eran no deseadas para lograr el rejuvenecimiento facial. Es una técnica efectiva cuyo mayor beneficio es que se utiliza material natural de la misma persona evitando el uso de sustancias artificiales. Su recuperación es inmediata y se realiza con anestesia local. De la misma manera, los resultados de la transferencia grasa se notan luego de la intervención. Los efectos duran más que los rellenos faciales inyectables como el Botox, colágeno o ácido hialurónico. Su desventaja es que a veces los injertos pueden no sobrevivir al ser trasplantados.

ácido hialurónico

Se trata de una sustancia que se produce naturalmente en el organismo y cumple la función de dar volumen y retener el agua de cuerpo para una buena humectación. Esta sustancia alisa los pliegues y estimula la producción de colágeno. Provee de un resultado rejuvenecedor en el que la piel luce fresca y descansada. Se inyecta directamente en la arruga o línea de expresión para rellenarla y hacerla menos notable. No produce alergias ni hematomas ya que se trata de un material que es compatible con el organismo. Su aplicación es indolora y toma alrededor de quince minutos. Los resultados se pueden ver de inmediato y es una técnica que no necesita de un proceso de recuperación.