Mejillas


Disminución de Mejillas para una Apariencia más Sofisticada

En algunos casos, las personas con mejillas demasiado pronunciadas pueden sentirse incomodas con su apariencia física si sus mejillas son muy prominentes, tienen exceso de grasa o se ven muy “gorditas”. Si este es su caso, usted puede ser un candidato ideal para la cirugía de reducción de mejillas.

Se necesita de una adecuada elección de la clínica en donde se realizará y del cirujano que llevará a cabo la intervención. Es un proceso simple pero que involucra una decisión personal con objetivos claros y en donde se deben aceptar las potenciales complicaciones. Los implantes no dañan la salud de los senos ni de la persona en sí.

Usted podrá lucir un rostro más definido y sofisticado a través de una mini liposucción y cirugía. Las incisiones son muy pequeñas y en general curan rápidamente.

Es importante notar que frecuentemente la gente que tiene las mejillas prominentes, también tienen una nariz y un mentón que deben remodelarse para mejorar el aspecto general del rostro, especialmente después de la disminución de las mejillas gorditas; por eso es importante que se haga un planeamiento preoperatorio para determinar si necesitará procedimientos adicionales para balancear y mejorar la estética de su rostro lo máximo posible.

Implantes de Mejillas para una Apariencia más Juvenil

La deficiencia de estructura ósea en las mejillas o el efecto de la gravedad y los años pueden hacer que su rostro se vea demacrado y puede hacer que usted se vea mayor de lo que realmente es, mientras que las mejillas prominentes otorgan una apariencia más joven y saludable.

Las mejillas están compuestas de tejido graso, el cual va disminuyendo con la edad.

Sin embargo, si las mejillas implantadas son muy grandes, estas pueden desmejorar su apariencia, por lo cual es imperativo el contar con un cirujano plástico de experiencia como con los que cuenta la Clínica Médica General. Aquí el equipo de cirugía plástica le ayudará a determinar el mejor tamaño para su estructura facial. El procedimiento es ambulatorio, dura aproximadamente una hora y la anestesia puede ser local o general dependiendo de cada paciente. El tiempo de recuperación varía entre cada persona, pero en general los pacientes retornan rápidamente a sus actividades diarias y laborales.