Liposucción


La liposucción es una intervención quirúrgica también conocida como lipoescultura. Se trata de un procedimiento que se realiza para eliminar depósitos de grasa en áreas localizadas del cuerpo y así remodelar la figura. No se trata bajo ningún punto de vista de un método de adelgazamiento ni tampoco elimina la celulitis por completo. No es un tratamiento para combatir el exceso de peso ni un sustituto de ejercicios o buena alimentación.
Conociendo los potenciales riesgos de la intervención y asumiéndolos con responsabilidad, nos encontramos frente a una amplia gama de ventajas y beneficios. Se trata de una cirugía simple y que durante la última década se ha vuelto una práctica cotidiana para muchos cirujanos.

La formación de depósitos de grasa puede deberse a una predisposición genética del cuerpo o a una enfermedad. Hay personas que gozan de buena salud, siguen dietas alimenticias y practican ejercicios; y aún así presentan cúmulos de grasa en algunas zonas del cuerpo. Para esto, existe la liposucción. Ésta técnica ayuda a mejorar la apariencia corporal y a eliminar esos defectos que no te están dejando sentirte cómodo con tu cuerpo. La liposucción supone una mejora en la proporción del cuerpo y de la imagen también.

Abdomen, caderas, nalgas y muslos son algunas de las partes del cuerpo que comúnmente sufren la presencia de grasas no deseadas. La satisfacción que te ofrecen los resultados de una lipoescultura es única. De esta manera, mejorará la imagen que se tiene del propio cuerpo y ayudará en consecuencia a incrementar la confianza y la autoestima. Esta satisfacción producto de la intervención puede prolongarse y hasta aumentarse con el paso del tiempo si se complementa con ejercicios, dieta y cuidado de la salud en general.

La eliminación de grasas que no te dejan lucir como quisieses tiene un impacto positivo en la salud mental y también en la salud física. ¿Por qué físicas? Porque es importante saber que la presencia de grasas en el organismo (y el exceso de peso) se encuentran asociados a enfermedades cardíacas, respiratorias y hasta a veces cáncer y diabetes.

Está demostrado científicamente que las zonas problemáticas de nuestro cuerpo a veces no nos dejan avanzar en otros aspectos de nuestras vidas al no permitir obtener conformidad.

¿Qué pasa con la celulitis? Éste fenómeno es causado por las células grasas que atraviesan el tejido provocando hoyuelos. Aunque no se relacione con la cantidad de grasa presente en el cuerpo y hasta a veces se manifieste en personas sanas y de bajo peso, la liposucción junto a los láseres ayudan a disminuirla y a evitar su excesivo desarrollo.

Existen diferentes tipos de liposucción, diferentes técnicas que te acercan al mismo resultado.