Fillers


Procedimiento y alternativas

Dentro de los tratamientos de rejuvenecimiento sin cirugía, los Fillers son una gran opción que deja la piel lisa y suave, y al paciente con la sensación de una piel increíblemente más sana. También, se conoce a esta técnica como ‘la técnica de relleno’ ya que la función de estos productos es rellenar depresiones, imperfecciones, arrugas o líneas de expresión que no dejan aflorar la armonía facial que tanto se desea. Los resultados son permanentes y el tratamiento es ambulatorio. Los Fillers se colocan a través de una inyección para dar volumen y satisfacer las necesidades del paciente.

Eliminan arrugas, atenúan pliegues naturales y surcos en los tejidos. No sólo se utilizan para la zona del rostro sino también para áreas como las manos. Se trata de productos completamente reabsorbibles (ácido hialurónico) por el organismo de manera natural. El ácido hialurónico es un componente producido por el organismo humano y que se encuentra sobre todo en nuestra piel. Es el encargado de humectar, dar volumen y elasticidad a la piel pero con el paso del tiempo su producción disminuye. Con la técnica Fillers, se inyecta con agujas muy pequeñas y delgadas para devolverle tersura a la piel.